Esta nota no está enfocada para criticar ni para hablar mal de alguien, simplemente es una descripción de la realidad y que busca tener un alto nivel competitivo para nuestro país que tanto lo necesita. Primero antes que nada queremos felicitar por la carrera que desarrolló Gastón Reyno, tanto nacional cómo internacional, ganando campeonatos en Argentina, Tailandia y Estados Unidos, la verdad algo muy poco común para nuestro país, cuando hablamos de valorar la carrera, es la del  deportista de MMA más conocido del Uruguay, exitoso en todos los aspectos.

Lo que queremos de esto es simplemente decir que hay realidades diferentes, oportunidades diferentes, cómo pasa en un mundo que casi lo gobierna el sistema capitalista, dónde hay muchas oportunidades para unos pocos y pocas oportunidades para muchos. El sistema capitalista es especialista en generar producción, generar fondos y generar capital, también está demostrado que es muy malo para repartirlo, entonces lo que queremos es contarles al pueblo uruguayo que tenemos mucho potencial, Uruguay es un país muy futbolero, con el potencial de generar una cantidad enorme de deportistas profesionales al mercado, pero hay otros deportes mal llamados secundarios o deportes menores dónde desgraciadamente existen profesionales, que se titulan de esa manera, pero no viven del deporte en el que compiten.

Hoy les queremos hablar de Gustavo «El Plena» Pintos. Un competidor que sí nos permiten vamos a contar su historia, comenzó como casi todos los uruguayos en el fútbol, siendo muy buen golero, después la realidad de los barrios más humildes hace que las ilusiones queden en el olvido, el trabajo, el tener que ayudar en la casa, familia humilde, nos hace olvidar los sueños. La búsqueda del pan de cada día desgraciadamente hace que la mente limite su expectativa, su proyección.

Esta historia aunque no lo crean es muy linda porque empieza en el mundo del deporte de combate con 20 años, tardísimo, en un club de barrio muy humilde dónde desgraciadamente el técnico y las condicionantes no tenían el peso, los contactos y demás que a veces pasa en estos deportes, a veces se busca esa «viveza criolla que se usa para todo y no sirve para nada» y lo hace debutar con tan solo 20 años, solamente a las 3 semanas de empezar con la vieja escuela sin la formación adecuada, el solamente con su valentía y siendo un botija fuerte y decidido, compite con una persona mayor, más pesado y con muchisima mas experiencia que él, pierde, obvio que pierde, cómo en todos los deportes, lleva su tiempo su perfeccionamiento, método y templanza. Este chico a pesar de ser grande y comenzar en esta actividad tarde y debutar perdiendo demuestra tener una templanza única, comienza a entrenar, entrenar  y entrenar, saliendo a correr de noche mientras de días trabaja en la construcción, saliendo por un barrio de noche con casas de techo de chapa, corriendo en la noche por el asentamiento, dónde los perros super territoriales te sacan corriendo. Gustavo utilizaba todo ese estímulo para correr más rápido, es bravo trabajar toda la jornada laboral en la construcción y tener energía para correr durante la noche, cada balde que él proyectaba, cuando llenaba una planchada ya lo asociaba con un golpe recto de mano, lo asociaba con el movimiento para mejorar la técnica, todo esto hizo para forjar su carrera amateur, dónde tuvo cerca de 40 combates y de apoco se empezó a conocer en el ámbito de los deportes de combate.

Cuando este deportista, en la realidad un trabajador que realiza este deporte, decide ser profesional, es ahí cuando se enfoca puramente en su carrera y por suerte también paralelamente comienza su carrera como docente deja la construcción. Excelente profesor, metódico , cuidadoso, incluso gana un llamado a concurso por oposición y méritos en el gimnasio más caro y moderno del Uruguay, en el gimnasio Enfoque. Un chiquilín de barrio en un gimnasio de elite, ya hace unos años que da clases ahí y todo el mundo lo quiere, lo aprecia porque gustavo es un excelente profesor y eso le permitió seguir entrenando, da más de 5 clases por día para llevar el pan a su casa. 

Mientras los deportistas de élite dan el peso al día previo al combate recomponen líquidos, sodio , proteínas, carbohidratos él muchas veces  luego del pesaje tiene que ir a dar clases, sigue su jornada laboral cómo cualquier otro trabajador. De todas formas él forjó su perfil, su templanza y hoy en día haciendo historia, hoy es el único competidor nacional que ganó en las 5 modalidades de deporte de contacto a knockout, el sale campeón de kick Boxing, luego de K1 profesional, modalidad muy difícil, sale campeón panamericano de Thai Boxing, enfrentando nada más y nada menos que al mejor competidor de Brasil y con una pierna desgarrada, tanto el técnico y el médico no queríamos que compitiera mientras el mirándonos a los ojos nos dijo que quería ganar ese título cómo fuera.

Desgraciadamente estos deportes secundarios o menores hace que todas estas historias no se sepan, les aseguramos que el knockout fue demoledor, fulminante, si en lugar de ser en un Panamericano, hubiera sido en Las Vegas daba la vuelta al mundo, un brasilero muy agresivo recibe un contragolpe mágico que lo deja a dormir más de un minuto sobre la lona del ring, único e irrepetible y nadie se enteró. Entonces a todas esas historias siempre las tenemos asociadas a las oportunidades, Gastón Reyno, un exitoso por naturaleza pudo ir a la meca, compitió en Tailandia, en Estados Unidos, nosotros queremos solamente una oportunidad, que se mida con el mejor, cómo en la MMA, que los mejores pelean con los mejores, por eso creemos que Gustavo «Plena» Pintos, un deportista en ascenso, el Rocky Uruguayo se merece esta oportunidad. No es una crítica negativa, pero mientras Gastón Reyno sale en la tele, afiches, a Gustavo nadie lo conoce, no es famoso, no van a hacer una película de él, el vive otra película, la de no tener oportunidades y trabajar como cualquier otro uruguayo, solamente le pedimos al más grande una oportunidad, déjennos soñar con estar en el Antel Arena lleno de gente, todas las cámaras, contra el mas grande, el más grande contra el más resiliente, el más destacado contra el Rocky Uruguayo. 

Deja un comentario