La Cueva

La Cueva

Inicios

Juan Souto, arquitecto de profesión, supo combinar desde la adolescencia su formación académica con su formación deportiva y competitiva. Inicia su gran carrera en el año 1992 con la práctica de aikido. Luego compite en judo, teniendo la oportunidad de salir dos veces Campeón Nacional.

En el año 1996 el boxeo inunda sus ilusiones. Competirá en él desde entonces a nivel nacional e internacional, obteniendo ocho veces el título amateur de Campeón Nacional. Además, en 2001 y 2008 será elegido como mejor boxeador del año y distinguido con el premio Charrúa en ambas oportunidades.

En el 2009 amplía su carrera deportiva, estudiando, practicando y compitiendo en combates profesionales de kick boxing hasta el año 2012. Paralelamente, realiza una intensa formación docente con grandes referentes internacionales de estas disciplinas.

El Resultado

Su Filosofía

Todo este largo y duro trabajo generó una forma especial de pensar y vivir los deportes de combate, con el dominio emocional como principal pilar de su pedagogía. Lo diferente de La Cueva es la fusión: lo mejor de todos los deportes de combate llevados a la maestría, con el dominio emocional, técnico y estratégico como principal fortaleza. Para Souto los deportes de combate son artes; concepto que sabe demostrar y trasmitir.

Su filosofía se basa en un cambio de paradigmas. Los deportes de combate no son violentos, simplemente tienen golpes reglamentados que hacen tan particular su práctica y competencia. Incluso son deportes que dan un sentido a la vida de muchos chicos que no tienen un camino a seguir, que no tienen luz que los motive y los guíe. La Cueva es un sendero basado en la disciplina mental y física, donde los resultados se construyen, no son inmediatos; donde sus integrantes aprenden a controlar su mente y su cuerpo, así como la importancia de una adecuada alimentación, el descanso y una correcta y flexible planificación; herramientas que les servirán para todos los aspectos de la vida.

Los deportes de combate dan una enseñanza de humildad, y la filosofía de La Cueva promueve el respeto, generando seres humanos motivados, enfocados, profesionales en todo el sentido de la palabra. Los cuales podrán generar y construir herramientas que los beneficiaran en sus aptitudes mentales para el resto de sus vidas…

La Cueva es el resultado de casi 30 años de trabajo, estudio y perfeccionamiento en los deportes de combate.

La Cueva